Imprimir

 

 

 

La pandemia generada por el COVID-19 ha marcado todo el año 2020 y ha supuesto un enorme reto para nuestro trabajo. Pese a los enormes condicionantes que la pandemia ha generado hemos conseguido mantener un elevado nivel de actividad, como se muestra en estas páginas. Obviamente hemos debido de fortalecer, e incluso reinventar, muchos de nuestros métodos de trabajo, pero tanto en materia de formación virtual, como de difusión e incidencia e incluso de asistencia técnica, hemos logrado mantener el ritmo y consolidar el nivel alcanzado en años anteriores. La conmemoración de nuestro vigésimo aniversario en plena pandemia y en periodo de confinamiento nos ha servido, asimismo, para replantear nuestra visión hacia el futuro.

En materia de investigación se iniciaron varios trabajos dentro del marco de la Subvención Nominativa de la Oficina de Acción Humanitaria de la AECID y se publicó el decimoctavo informe “La acción humanitaria en 2019-2020: una agenda condicionada por la pandemia’’, junto a Médicos Sin Fronteras-España.

Un hito fundamental del año ha sido la celebración de las VIII Jornadas Estatales de Acción Humanitaria que, cómo no, se centraron en analizar con la comunidad humanitaria española los desafíos que esta situación plantea, así como el proceso de reforma del sistema de ayuda español.

En suma, valoramos positivamente haber logrado mantener activas las líneas de trabajo que han sido nuestras señas de identidad desde los inicios de la andadura del Instituto en el año 2000: asistencia técnica y evaluación, investigación, formación, comunicación, incidencia y difusión. Nuestro aniversario nos reafirma en la necesidad de fortalecer una institución privada e independiente que busca la sensibilización y la información veraz, sin dejar atrás el valor de la incidencia política en la toma de decisiones que repercuten directa o indirectamente en nuestra agenda y, por ende, en los pilares de nuestra hoja de ruta.

Con ánimo suficiente para mantener el rumbo que nos ha llevado a ser reconocidos como una entidad de referencia en la acción humanitaria y en la construcción de la paz, solo nos queda agradecer su colaboración a las organizaciones que nos han apoyado durante el año y, tanto o más importante, a todas las personas que han participado en nuestras actividades y que nos siguen y estimulan a diario.

LEE EL DOCUMENTO COMPLETO 

 

 

 

 

 

More articles from this author