Imprimir

 

 

 

 

logotipicos

IMG_7607

 

 

 

- Tras la gran acogida de la tercera sesión ayer en el Auditorio de La Casa Encendida y el éxito de la proyección del documental "Return to Homs", dimos paso a la charla-coloquio de la sesión "Cinco años de las revueltas árabes... ¿Sueños frustrados?"

- «Las treguas salvan vidas» señala Olga Rodríguez al hablar de los conflictos en los países arabo-musulmanes cinco años después de la mal llamada "primaveras árabes".

Ayer martes 20 de octubre continuamos con el ciclo "Crisis olvidadas: haciendo visible lo invisible". Pudimos disfrutar de la proyección del documental "Return to Homs", dirigido por Talal Derki que retrata la vida diaria de dos jóvenes sirios, Abdul Basset, portero de la selección nacional de fútbol y de Ossama, activista y periodista en la ciudad de Homs, convertida en una ciudad fantasma por los ataques del ejército sirio, y de cómo han de cambiar su realidad y sus sueños volviéndose rebeldes insurgentes. Obtuvo el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance y más recientemente el de Mejor Película en una nueva edición del DocsBarcelona.

Con la muestra de la más cruda realidad vivida en el frente, dimos paso a la charla-coloquio, moderada por Pilar Requena, redactora del programa de TVE En Portada, que con gran agilidad hizo que fluyera el diálogo entre los ponentes. A la mesa se sentaron dos especialistas en el mundo arabo-musulmán: la periodista ampliamente conocida, Olga Rodríguez; y Jesús Núñez, codirector del IECAH.

Cinco años después de la mal llamada "primavera árabe" son pocos los motivos para el optimismo. Es Olga Rodríguez la que remarca que efectivamente no hay excesivas razones para ser optimistas, aunque si bien es cierto que dio pie a la creación de un tejido de denuncia social muy interesante y provocó un "despertar" relativo en Occidente.

Se recuerda que es complicado llegar a un consenso general para establecer una fecha, una causa que determine el origen de este movimiento. No obstante, y aunque Jesús Núñez sí hace referencia a momentos puntuales, destaca que se reducen a unas causas estructurales de raíz y que en cualquier momento una gota distinta hizo que colmasen los diferentes vasos.

Mientras algunos países han emprendido tímidos procesos de apertura democrática, otros muchos han regresado al autoritarismo, se encuentran en plena descomposición estatal o han provocado el estallido de numerosas guerras civiles con tintes sectarios. En cuanto a esto Jesús es contundente al recordar que hay 22 países en la región de los cuales solo en cuatro han caído los dictadores y solo uno es el caso que parece estar bien encaminado: Túnez. Este caso de "éxito" también sale en el debate valorado por Olga como «el caso menos malo».

En cuanto a la opinión que la labor de la comunidad internacional está desempeñando en la región destacan el llamativo y recuperado protagonismo de fuerzas como la de Reino Unido o Francia; aunque por otro lado, la presencia e influencia de EE UU sigue siendo evidente.

En cualquier caso, la influencia de Occidente en esta zona siempre será deficiente mientras sigamos atrapados en "el juego", según Jesús Núñez. Un juego que, por motivos de seguridad energética suministrada por países con gobiernos represores; los Estados no se atreven a apoyar iniciativas locales promovidas de la sociedad civil y ser así defensores de los derechos por los que abogan.

Ante la pregunta de Pilar Requena a la mesa de "dónde está ahora la sociedad civil en estos países", Jesús comenta que los regímenes políticos se han encargado de monopolizar el poder y evitar la creación de cualquier forma de sociedad civil. Olga, por su parte, nos ilustra con su propia experiencia en terreno y confirma que el tejido social está completamente roto.

"Los medios, ¿fueron fieles o se dejaron llevar por un espejismo?" Con esta pregunta, Pilar saca a relucir el papel de los medios que tuvieron en estas revueltas e invita a la reflexión. Los tres participantes comparten que en la cobertura que se hizo de estas revueltas faltó contextualización, se cayó en unas narrativas románticas que poco tenían que ver con la realidad.

"¿Qué responsabilidad tiene la sociedad civil occidental? ¿Qué le queda a un país tan devastado como Siria? ¿Cuál ha sido el rol de la mujer en estas revueltas?" Fueron preguntas aportadas por un público removido por el impactante documental, por las temáticas que se tocaron en la sesión y fiel hasta bien entrada la noche.

Los ponentes cerraron la sesión con un análisis y una mirada al futuro dando grandes pinceladas sobre posibles soluciones y retos a afrontar. En primer lugar, Olga subraya que el futuro se va a articular entre dos grandes temas que suponen dos grandes desafíos. Por un lado, la migración, pues el ser humano está en constante movimiento por naturaleza y resultan preocupantes las respuestas reactivas que se están sucediendo al respecto; y, por otro lado, los brotes de islamofobia (como ciudadanos todos debemos evitar ciertos estereotipos).

En segundo lugar, es Jesús el que insiste en la necesidad de desvincular el islam con la violencia. Para ello, considera fundamental que esa labor de sensibilización provenga de las propias sociedades árabes dando voz a interlocutores religiosos locales.

Como broche final, los dos ponentes remarcan que mientras siga habiendo Territorios Palestinos Ocupados, Occidente siga apoyando países represores como Arabia Saudí; mientras no haya paz en Siria o la comunidad internacional siga empeñada en celebrar elecciones como inicio de proceso y no como consecuencia...nada cambiará.

Para ver la sesión completa en video pinchar en el siguiente enlace:

Sesión completa

 

jueves22

More articles from this author