El próximo 8 de junio, de 18 a 19.30h, continúa el ciclo virtual ‘Repensar las solidaridades’ con la sesión ‘’Solidaridad obrera y de clase: ¿dónde estamos ¿existen hoy?’’.

El movimiento obrero surgió como un movimiento social en el que, mediante la asociación no formal de individuos y organizaciones, se buscaba un cambio con la finalidad de conseguir un mayor bienestar para las personas trabajadoras. La solidaridad fue, durante décadas, el concepto vertebrador del movimiento obrero.

Con el paso de los años, y como producto de una mayor concienciación colectiva en materia de derechos, la solidaridad obrera y las solidaridades de clase han sufrido una mutación y se han visto relegadas, prácticamente, a existir en un claroscuro indefinido.

Esta sesión del ciclo 'Repensar las solidaridades' indaga en la evolución de estas solidaridades de clase, analizando las partes que conforman el fenómeno, resaltando su incidencia en nuestra agenda actual y su posicionamiento en un mundo sometido a una globalización tan desigual.

Modera: José María Zufiaur, presidente de la Sección de Relaciones Exteriores del Comité Económico y Social Europeo/España. Intervienen:

  • Mª Luz Rodríguez, profesora titular de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Castilla-La Mancha.
  • José Moisés Martín Carretero, Managing Partner en Red2Red.

Podrá seguirse en directo a través de este enlace.

 

 

El próximo 11 de junio, de 18 a 19.30h, continúa el ciclo virtual ‘Repensar las solidaridades’ con la sesión ‘’Sororidad, ¿una forma de solidaridad?’’.

En los años setenta del pasado siglo, Kate Millet acotó el término sisterhood, que Marcela Lagarde adaptaría al español una década más tarde. Hoy la sororidad se encuentra definida como la “relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento’’.

El feminismo, entendido como un movimiento que defiende la igualdad de derechos sociales, políticos, legales y económicos de las mujeres respecto de los hombres, entiende la solidaridad y la sororidad como conceptos estrechamente vinculados. En esta sesión se intentará estudiar y matizar estas diferentes dimensiones, así como su interrelación.

El objetivo de esta sesión online del ciclo 'Repensar las solidaridades' consiste en examinar la relación que existe entre estos conceptos, así como analizar la sororidad como forma de solidaridad. Tanto en su dimensión teórica como en los niveles prácticos de su realidad a día de hoy.

Modera Atría Mier, especialista en género y consultora independiente. Intervienen:

  • Inés Alberdi, catedrática de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.
  • Fefa Álvarez, asesora de Accesibilidad Universal del CERMI.

 

Podrá seguirse en directo a través de este enlace.

AFP

 

Para elperiódico.com

 

Un efecto más de la pandemia que sufrimos es que tiende a cerrar el campo de visión de tal modo que la atención política y mediática no parece inclinada a mirar más allá. Y esa fijación conlleva la creencia equivocada de que no ocurren más cosas que las que tienen que ver con el impacto en salud y en economía que, lógicamente, tanto nos preocupa. Uno de los olvidos que eso supone es el que afecta a las guerras y conflictos que asolan tantos rincones del planeta. El coronavirus no solo no frena la violencia, sino que en muchas ocasiones la refuerza.

Por un lado, cabe fijarse en el llamamiento de António Guterres el pasado 23 de marzo, demandando un cese total de hostilidades. Por muy loable que sea su intención queda claro que la ONU no tiene hoy capacidad para hacerse oír, infradotada por voluntad de algunos de sus miembros para poder prevenir y detener los estallidos de violencia y para recuperar plenamente a quienes salgan de ella. A punto de cumplir 75 años solo cabe concluir que el planeta no dispone de un policía mundial efectivo, precisamente cuando más claro resulta que para hacer frente a los riesgos y amenazas que nos afectan, pandemias incluidas, necesitamos contar con la capacidad multilateral y multidimensional que la ONU atesora en potencia.

Mientras tanto, los que apuestan por la violencia sienten que ahora mismo hay menos ojos observándolos, lo que les permite acelerar aún más sus planes con la intención de conseguir sus objetivos. La retirada de efectivos de las operaciones de paz, las objetivas dificultades para el desarrollo de las labores de mediación y los recortes en fondos disponibles para llevar a cabo tareas de mantenimiento de la paz y de diplomacia humanitaria son realidades ya bien visibles y que, a buen seguro, todavía van a agravarse más en los próximos años, aunque solo sea por efecto del instintivo giro de cada uno hacia sus propios asuntos. Y de eso se benefician tanto gobiernos -como el sirio, procurando rematar la tarea de eliminación de los reductos donde se agolpan los restos de los grupos rebeldes que se le oponen-, como grupos no estatales -sea el liderado por el autoproclamado mariscal Khalifa Haftar (Libia), Hamás, Hezbolá o los talibanes-. Y también maras, grupos terroristas y cárteles criminales activos en muchos lugares se ven así más libres para realizar sus acciones, jugando incluso a ganarse las simpatías de la población desatendida por sus propios gobiernos con entrega de medios de subsistencia y atención médica.

A ese pernicioso efecto se le añade la tentación de algunos gobiernos, como el egipcio, de aprovechar la pandemia para incrementar el control social y político de su propia ciudadanía, activando mecanismos de vigilancia que anulan la privacidad. Y también es notable el interés de otros, como el saudí, presentándose como fiel cumplidor del llamamiento de la ONU, cuando en realidad su decisión responde únicamente a un deseo de salirse del pantano yemení.

 

Y nada bueno puede salir de esa desatención.

 

FOTOGRAFÍA: DELIL SOULEIMAN (AFP)

 

 

Para finalizar la segunda parte del ciclo ''Una mirada hacia un mundo en crisis'', el martes 19 de mayo, celebramos la sesión virtual ''Narrativas para una crisis, ¿se está comunicando bien lo que pasa?''.

Las diferentes maneras en las que se puede afrontar la manera de comunicar en tiempos de crisis tienen importantes consecuencias en la sensación de credibilidad, tranquilidad y confianza que la población tiene sobre las instancias de poder. Durante la crisis de la COVID-19 pasamos diariamente de un relato más aséptico y neutral a otro más personal y temperamental. De un relato de “el virus no discrimina” a una narrativa bélica. Esto está generando secuelas que afectan tanto al gobierno nacional, autonómico o local, como a los/as científicos/as y personal técnico de diferentes organismos, comenzando por la OMS. 

En esta sesión analizamos cómo ha evolucionado la comunicación sobre esta crisis, qué aspectos importantes se han quedado en el camino y cuáles son las recomendaciones de los organismos internacionales con amplia experiencia en comunicación de crisis.

Moderada por Alicia Daza Pérez, Investigadora del IECAH, intervinieron Adrian Ciancio, experto en comunicación y responsable de proyectos en la Oficina de Asuntos Humanitarios (OCHA) de las Naciones Unidas y Francisco Rey Marcos, Codirector del IECAH.

 

 

También puedes acceder a la lista de reproducción del Ciclo completo a través del siguiente ENLACE.

 

 

 

Continuando con nuestro ciclo ''Una mirada hacia un mundo en crisis'', el pasado martes 12 de mayo de 12-13.30h, celebramos la sesión ''Las personas migrantes y refugiadas frente a la epidemia: refugio y confinamiento''.

Alrededor de 70,8 millones de personas en el mundo se encuentran en situación de desplazamiento forzoso, de los cuales 25,9 millones ostentan la condición de refugiado/a. Sus condiciones de vida, ya de por sí duras, se han visto agravadas al sumarle la situación actual de crisis mundial generada por la COVID-19.

El acceso a servicios sanitarios y de higiene básicos es, en muchos casos, imposible o muy precaria y su capacidad para afrontar los retos que esta nueva crisis genera en sus vidas, un gran y difícil reto.

Durante esta sesión analizamos la situación en la que se encuentran las personas migrantes y refugiadas, cómo ha cambiado su vida, las capacidades que poseen para hacerle frente y los retos a los que se enfrentan tanto ellas como la comunidad internacional y los Estados de los países de acogida. 

 

Estuvo moderada por Camille Nussbaum, responsable de formación del IECAH y contamos con la participación de Raquel Martí, Directora ejecutiva de UNRWA España y María Jesús Vega, Portavoz y Responsable de Comunicación de ACNUR.

 

https://i.imgur.com/9fdr5tl.png

 

 

 

También puedes acceder a la lista de reproducción del Ciclo completo a través del siguiente ENLACE.