Síguenos: redes_facebookredes_tiwtterredes_youtuberedes_rss

Bookmark and Share
PDF
Presentación del Índice de Desarrollo Humano 2013 del PNUD

Portada_IDH_2013

En colaboración con Natalia López Acena

El pasado jueves 11 de abril tuvo lugar en Madrid la presentación del Índice de Desarrollo Humano 2013 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la sede de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). El acto estuvo presidido por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; Rebeca Grynspan, secretaria general adjunta de Naciones Unidas y administradora asociada del PNUD; Gonzalo Robles, secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo; y Juan López-Dóriga, director de la AECID.

El informe de este año, que lleva por título "El ascenso del Sur: progreso humano en un mundo diverso", se centra en las grandes transformaciones tanto económicas como sociales que están experimentando especialmente los países emergentes y en vías de desarrollo, donde las condiciones de vida y las perspectivas de futuro mejoran visiblemente de manera constante.

La presentación de este informe anual comenzó con un breve discurso del ministro García-Margallo. Éste señaló el cambio de orden que vivimos en la actualidad, el cual se está dando a gran velocidad promovido por la era de globalización, entendida ésta como un concepto no meramente económico sino multidisciplinar, lo que hace que la anticipación a estos cambios sea un elemento clave. Quiso, asimismo, subrayar la importancia de la apertura de mercados de productos agrícolas procedentes de países en vías de desarrollo, algo que tildó de ser más importante que la mera ayuda a la cooperación. Mencionó otros fenómenos como la deslocalización de empresas hacia países menos desarrollados, la apertura de los mercados financieros e hizo especial hincapié en futuras luchas por control de recursos escasos, concretamente el agua y la energía, siendo esta última la responsable de importantes cambios geoestratégicos a nivel mundial como la factible autosuficiencia energética de Estados Unidos en los próximos años. Como método de fomento del desarrollo, el ministro se basó en el informe para señalar que los tres elementos de mayor importancia son la existencia de un estado proactivo, la integración en los mercados globales y la innovación en políticas sociales. Para ello, identifica la equidad, la libertad de expresión y de participación o la lucha contra el cambio climático, entre otros aspectos, como los ejes a tratar en intervenciones futuras. En palabras de Gonzalo Robles, Secretario General de Cooperación Internacional al Desarrollo, el Informe IDH 2013 vendría a "alimentar todo el debate sobre seguridad alimentaria que nos permitirá construir ese mundo que todos queremos".

La presentación propiamente dicha del IDH corrió a cargo de Rebeca Grynspan. Comenzó señalando el alto crecimiento de los países emergentes, destacando a su vez que se está produciendo no simplemente un crecimiento económico, sino que éste viene acompañado de un progreso humano notable. Para 2020, anunció, se igualarán la suma de los PIB de China, Brasil e India a la de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, sin duda un hecho que nos plantea un panorama global completamente diferente al que hemos venido viviendo hasta la fecha.

Por otro lado, quiso comentar el realineamiento del comercio mundial, hablando de la bajada del intercambio de mercancías entre países Norte-Norte y aumentando considerablemente la de países Sur-Sur, y logrando así estos últimos una mayor independencia del norte con nuevas cadenas productivas, especialmente en productos manufacturados. En línea con este argumento, le dio gran importancia al espectacular crecimiento de las clases medias: en 2030, el 80% de dichas clases medias del mundo vivirá en países en desarrollo, si bien la renta per cápita seguirá siendo mayor en los países desarrollados que en los emergentes. Dicha expansión es sobre todo significativa en el área Asia-Pacífico. Celebró, por otro lado, que de 1990 a 2008 se habrá reducido la pobreza extrema (1,25 dólares al día per cápita) en un 50%, uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Entrando propiamente en materia de desarrollo humano, destacó que salvo Lesoto y Zimbabue, todos los países han mejorado su IDH, medido con indicadores de ingreso, educación y sanidad. Sin embargo, seguimos teniendo profundos retos que afrontar, como la desigualdad de distribución de riqueza (tanto a nivel mundial como doméstico), la desigualdad en materia de educación y salud, o la desigualdad de género, factores que nos suponen grandes pérdidas de potencial humano (hasta un 46% en el caso de género).

La sostenibilidad ambiental y la reforma de las instituciones mundiales para proporcionar mayor voz a los países del Sur son otros desafíos pendientes y urgentes de nuestros días. Grynspan señaló que, a pesar de los progresos y avances logrados, siguen quedando asuntos pendientes y en esa línea el Informe contiene un llamamiento para refocalizar los esfuerzos hacia el control del cambio climático y la Reducción del Riesgo de Desastre (RRD), tras desvelar que el ritmo y el alcance de los desastres ambientales ha aumentado considerablemente en el último año. A modo de ejemplo, en 2011 se produjeron 30.000 muertes y pérdidas de 380.000 millones de dólares por esta causa.

Por último, quiso reseñar un elemento novedoso, y es el hecho de que las futuras principales economías del mundo no van a ser países desarrollados; sin duda, estos países deberán asumir grandes esfuerzos tanto a nivel global como interno. De esta manera, Grynspan añadió que "para un mundo diverso, hay que tener en cuenta la voz de los países emergentes en un pluralismo coherente, sin que ello signifique una fragmentación de la agenda global para el desarrollo".

Estamos, en definitiva, a las puertas de un nuevo orden internacional, y sin duda debemos seguir trabajando para que el nuevo orden carezca de errores que han estado presentes a lo largo de los últimos años.

Para leer el informe completo, véase el siguiente enlace:

http://www.undp.org/content/dam/undp/library/corporate/HDR/2013GlobalHDR/Spanish/HDR2013%20Report%20Spanish.pdf