''Propuesta de ejes para articular el compromiso de la acción humanitaria española ante la pandemia COVID-19'' 

 

La pandemia COVID-19 ha demostrado que los riesgos y vulnerabilidades tienen una dimensión global y multidimensional, que no entiende de fronteras y nos muestra que el mundo es mucho más pequeño de lo que pensábamos. Las pandemias, igual que otro tipo de fenómenos, son una realidad cada vez más común en el siglo XXI y tenemos que aprender a convivir con ellas dotándonos de capacidades para detectarlas a tiempo y preparar su respuesta.

El COVID-19 podría servirnos de antídoto contra los enfoques excluyentes y cortoplacistas. El impacto de una crisis sanitaria, al igual que en las crisis violentas o políticas, excede lo sanitario y exacerba las desigualdades y vulnerabilidades socioeconómicas preexistentes, amenazando la estabilidad y la seguridad debido a la interdependencia y conectividad de nuestra sociedad. Un impacto que está siendo demoledor por la propia crisis sanitaria y por la falta de idoneidad o capacidad en la aplicación de las medidas para su gestión en algunos contextos; medidas que, sin una correcta formulación, pueden ahondar en la brecha social por medio del hacinamiento, la falta de acceso a medios de vida e incluso la violencia entre otros, con un mayor impacto en los grupos más vulnerables. Es imprescindible destacar que hay una emergencia a la que responder tanto en nuestras sociedades de origen, como en otros países.

Si hablamos en términos de acción humanitaria, el impacto sanitario, económico y social de la pandemia en terceros países va a ser exponencialmente mayor que en Europa. Multitud de países se encuentran en una situación de partida extremadamente vulnerable que va a generar el debilitamiento aún mayor de los sistemas. Nos preocupa especialmente las poblaciones más vulnerables de manera estructural que esta crisis les va a poner en una situación aún más extrema como las mujeres y las niñas, las personas mayores y las enfermas. Además, los campos de refugiados y desplazados internos donde el hacinamiento, la falta de servicios médicos, acceso a agua potable y las medidas de saneamiento e higiene los pone en situación de mayor riesgo.

Propuesta suscrita por Acción contra el Hambre, Ayuda en Acción, Coordinadora de ONGs de España, Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, Médicos del Mundo, Médicos Sin Fronteras, Save the Children y Oxfam Intermon. Puedes encontrarlo en el siguiente enlace.